Gobernanza y gestión de los sistemas Playa-duna de Posidonia

Las zonas costeras del mediterráneo constituyen uno de los destinos turísticos más famosos del mundo. Por ello, la gestión de la costa a largo plazo es una tarea importante y difícil. Entre los problemas a los que se enfrentan hoy en día las administraciones de zonas costeras se encuentra el crecimiento del turismo marino y litoral, que contribuye a la expansión del desarrollo económico y al aumento de la población cerca de la costa. A esta demanda se suma la necesidad de apoyar las actividades recreativas y comerciales, así como de desarrollar infraestructuras y equilibrar al mismo tiempo la necesidad de conservar el carácter natural del paisaje costero.

El ambiente costero se ve afectado por la influencia dinámica del mar y del tiempo. Dado que son zonas situadas entre los ecosistemas marinos y terrestres, son, por naturaleza, muy complejas. En ellas, se ha prestado mucha atención a la hora de llevar a cabo la gestión a lo largo de la costa (que separa la tierra del mar) y se ha hecho menos hincapié en el eje perpendicular a la costa (del mar a la tierra y viceversa).

No obstante, sabemos que estas separaciones en las prácticas de gestión afectan a la conectividad entre los entornos y tienden a limitar la capacidad de los ecosistemas costeros de desempeñar ciertas funciones y ofrecer ciertos servicios (p. ej., suministro de arena).

Para gestionar las diferentes problemáticas, actividades y efectos del desarrollo costero en la zona litoral es importante conocer el alcance, las características y el dinamismo del entorno costero, incluido el entorno marino.

La costa mediterránea abarca aproximadamente 46.000 km y está en gran parte ocupada por playas (más del 46%) y otros hábitats, como acantilados y costas rocosas (UNEP/MAP, 2012). En el entorno marino cercano a la costa, las praderas marinas formadas por la especie endémica Posidonia oceánica, forman grandes extensiones que se distribuyen a lo largo de toda la costa mediterránea entre la superficie y los 44 m de profundidad en las aguas más claras. Según las últimas estimaciones, su distribución total es de aproximadamente 12.247 km2 y más del 50% se encuentra dentro del territorio de la Unión Europea (Telesca et al., 2015). La Posidonia oceánica pierde sus hojas de forma periódica a lo largo del año, sobre todo en otoño e invierno, cuando sus hojas y plantas que se desprenden de forma natural, son transportadas a la costa debido a la acción de las olas y a la subida del nivel del agua asociada a los temporales y los fuertes vientos litorales.

Como consecuencia, a veces se depositan grandes volúmenes de restos de Posidonia (hojas y rizomas) en las playas y las costas rocosas. Se calcula que en algunas playas del Mediterráneo este fenómeno puede llegar a acumular hasta 7.000 toneladas de restos de praderas marinas durante el invierno (p. ej. España e Italia, este trabajo). En esos lugares, los restos de Posidonia mezclados con arena se acumulan y forman unos depósitos con una estructura en forma de berma o banqueta cuyo grosor puede oscilar de pocos centímetros hasta varios metros, denominados comúnmente arribazones o bien banquetas o bermas de Posidonia (Boudouresque y Jeudy de Grissac, 1983).

Esta acumulación de depósitos de praderas marinas en las playas se ha convertido en una cuestión importante para las autoridades locales. En muchas localidades, los restos de Posidonia dispersos y los arribazones suelen retirarse como parte de las actividades de limpieza de las playas, a menudo por razones estéticas (p. ej., por el olor, el aspecto visual o la reducción del espacio de la playa) y, después, se desechan a vertederos o plantas de eliminación de residuos de biomasa. La retirada de los arribazones y restos de Posidonia, plantea ciertas dificultades para los municipios y otros sectores involucrados, pero también conlleva importantes costes económicos y repercusiones en el ecosistema.

En los últimos años, se han desarrollado diferentes acercamientos a la gestión que se centran en estos . . .

Título Gobernanza y gestión de los sistemas Playa-duna de Posidonia
Autores Otero M.M., Simeone, S., Aljinovic, B., Salomidi, M., Mossone, P., Giunta Fornasin M.E., Gerakaris,
V., Guala, I., Milano, P., Heurtefeux H., Issaris, Y., Guido, M., Adamopoulou, M
Edita POSBEMED Interreg Med Project
Año 2018
Formato Descargar PDF

0 comentarios en “Gobernanza y gestión de los sistemas Playa-duna de Posidonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies